Posteado por: Puce | 26 de febrero de 2011

Embalse del Yeso

Con un “poco” de retraso, os voy a enseñar una pequeña excursión que hicimos durante la Navidad: El embalse del Yeso, situado en el Cajón del Maipo.

Panorámica del Embalse del Yeso

Embalse del Yeso

Igual que en mi Pucela natal nos íbamos toda la familia al pinar con las mesas y sillas plegables a pasar el día, el Cajón es un sitio común de excursiones de fin de semana. Es un cañón situado en los Andes en el que se pueden disfrutar de unas vistas espectaculares y pasar un agradable día de campo.

En nuestro caso, elegimos el embalse del Yeso, que por cierto es la principal fuente de agua potable de la ciudad de Santiago de Chile. Con nuestros coches de alquiler remontamos el cauce del río hasta llegar a las Termas del Plomo, en la que nos habían dicho que nos podíamos bañar. Pequeños ilusos…

Igual que cuando fuimos a Punta Choros recomendaba disponer de un vehículo más preparado para esos caminos tan escarpados, empiezo a pensar que las agencias de alquiler de vehículos tienen algún convenio con empresas de amortiguadores, porque no es posible que los coches que cogimos puedan resistir muchos viajes como el nuestro.

Andes

Vista de la montaña

Tras una hora de caminos intransitables, llegamos a la zona de las Termas del Plomo… En efecto, había una especie de terma, con agua burbujeante, una pequeña cascada y todo, pero tan pequeñita que todavía dudo si el agua estaba caliente por la actividad geotérmica de la zona o por la cantidad de personas que se estaban bañando ahí…

Termas del Plomo

Termas del Plomo

Cascada en las Termas

Cascada en las Termas

En contra de mis principios de meterme en cualquier sitio con agua que vea, por una vez no me bañé. Sin embargo, disfrutamos de nuestros bocadillos sintiéndonos en medio de los Andes, con el silencio propio de la zona, y acompañados por el sol veraniego propio de las fechas navideñas (es raro, pero uno se acostumbra rápido, doy fe).

Cual cabritillo

Cual cabritillo

A la vuelta, nos encontramos con que un curso de agua que habíamos atravesado al venir con los coches había crecido bastante y que, por supuesto, era el único camino por el que podíamos volver. Tras unos minutos de incertidumbre, le echamos valor y cruzamos como pudimos. Ahí van un par de vídeos, con música de máquina arcade y todo.

En conclusión, una excursión agradable y unas vistas espectaculares. Como inconveniente, la distancia a Santiago: está “cerca” para lo que es Chile, pero los caminos de cabras agotan mucho. Sin embargo, lo recomiendo como destino campestre de fin de semana.

Entre montañas

Anuncios

¡Opina! ¡Es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: