Posteado por: Puce | 4 de abril de 2011

Viaje a Buenos Aires (I)

A mediados de Febrero fuimos a visitar la capital más cercana a Santiago: Buenos Aires. Lo malo de vivir en Sudamérica es que hay que olvidarse de los vuelos low-cost y asumir que unos 150€ al cambio es un precio muy económico para un vuelo de menos de 2 horas.

Después de estos meses en Chile, debo decir que al visitar la capital argentina tengo sentimientos encontrados. Por una parte, encontré edificios con mucha historia, muchos monumentos y calles ordenadas. Por otro lado, vi la cara oscura de la realidad argentina: Pintadas y grafittis, edificios en penoso estado de conservación, suciedad en las calles y mucha miseria, sobre todo en forma de gente sin techo…

El primer día, decidimos unirnos a un free-tour por el centro. Para los que queráis visitar Buenos Aires, de lunes a sábado a las 11 de la mañana salen del Congreso; buscad a alguien con camiseta verde y rodeado de guiris. Es una forma fácil y muy económica (aunque sea free, siempre esperan una propina, así que no seáis ratuflas) de conocer las anécdotas de los lugares más emblemáticos de la zona. Por cierto, el tour es en inglés, así que es una buena forma de practicar por unas horas.

Congreso

Congreso: Punto de salida del free tour

No voy a explicar con todo lujo de detalles las curiosidades que la guía compartió con nosotros, no necesitaría un libro, pero quizá sí un panfletillo… El centro de Buenos Aires me recordó mucho al centro de Madrid: La Gran Vía y la zona de Sol. La Avenida 9 de Julio, el Obelisco y la Casa Rosada son otros de los monumentos visitados.

Arquitectura bonaerense

Arquitectura bonaerense: Basado en La Divina Comedia

Detalle de fachada

Detalle de fachada

¿Roma?

¿Roma?

El momento WTF!?!? de la visita fue este:

¿Un chalet en el tejado?

¿Un chalet en el tejado?

No, no es la casa de Up! que ha aterrizado en Argentina. Se trata de un chalet que se construyó el propietario del edificio (una tienda de muebles) allá por 1927 para descansar en sus ratos libres, ya que no le daba tiempo a volver a su casa.

Y esta foto se la dedico a mis compañeros informáticos repartidos por el mundo, sobre todo a los asiáticos. Los latinos también podemos hacernos fotos junto a cosas altas… ¡¡Basta de Petronas, hombre ya!! 😛

Obelisco de Buenos Aires

Obelisco de Buenos Aires

Después del tour, comimos en el Café Tortoni, uno de los más típicos de la ciudad, con un menú muy variado y bastante bien de precio. Totalmente recomendado.

Por la tarde visitamos la Casa Rosada, algo así como La Moncloa de Argentina.

Casa Rosada

Casa Rosada

Decoración ostentosa, muebles rococó y… estrés!! Los guías hacían cuenta atrás en cada estancia por la que pasábamos… Imaginad intentando colocarme para una foto mientras un guía está diciendo “5, 4, 3…” ¡Que ya voy, leñe! Durante la estresante (pero también agradable) visita nos asomamos al balcón desde el que Evita Perón daba sus conocidos discursos.

Quiero prometer y prometo...

Quiero prometer y prometo...

Tras un pequeño paseo por la zona, decidimos retirarnos a descansar al hostal, pues el sol de Buenos Aires no perdonó en todo el día y el cansancio ya hacía mella en nosotros.

Continuará…

Anuncios

Responses

  1. jajaja puce, escribe un libro q se t ve con ganas. Oye, deja de viajar tanto y trabaja un poco, q estas todo el dia de parranda.

    PD_Te ha quedado muy bien puce


¡Opina! ¡Es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: