Posteado por: Puce | 14 de abril de 2011

Saliendo de la burbuja

Desde España mucha gente nos pregunta a los expatriados cómo es la vida en Chile, cuánto cuestan las cosas, qué tal es el nivel de vida, etc., y conozco a gente que insiste en que vivir en Santiago, quitando la vivienda, es igual de caro si no lo es más.

¿Esto es así? Recopilando experiencias de compañeros y leyendo algún artículo he visto que esto pasa también en otras partes del mundo, por lo que tengo que responder a la pregunta con otra pregunta: ¿De qué manera quieres vivir? Si una persona responde que quiere vivir igual que en España, yendo al centro comercial, comprando todo en supermercados y grandes superficies y comiendo y cenando en restaurantes chic, la respuesta es un clarísimo sí. Falabella, Galerías París, pueden recordarnos al Corte Inglés y similares, precios incluidos. De hecho, algunos artículos como la ropa de marca y ciertos alimentos son mucho más caros que en nuestro país.

Sin embargo, creo sinceramente que esto es negarse a recibir parte de la experiencia que supone pasar un año en el extranjero. Al vivir en otro país, por mucho que el idioma sea “el mismo” (ya hablaremos del cachai y el po weón otro día), la cultura es muy diferente. Si un expatriado es capaz de salir de su “burbuja”, es decir, el barrio en el que vive, y observar a los locales, descubirá que los chilenos compran y comen también en otros lugares “no tan bonitos” y no por ello su calidad de vida es peor. ¿Por qué insistimos en vivir como en España si no estamos en España? No hace falta convertirse en chileno, chino o nairobita, pero creo que los locales tienen mucho que enseñarnos.

Los mercados que se pueden encontrar en Santiago son excepcionales: Fruta y verdura de excelente calidad por precios irrisorios y pescado y marisco tan fresco que aún está vivo cuando lo compras. Con un poco de paciencia, es posible encontrar auténticos chollos en las tiendas de ropa de segunda mano. ¿Muebles? ¿Electrodomésticos baratos? ¿Trastos aleatorios? Mercado Bío-Bío. Para compartir mi experiencia, en las semanas siguientes voy a escribir una serie de posts sobre los mercados más conocidos de Santiago.

Fruta a muerte

Fruta a muerte

Está claro que ir a estos sitios no es tan cómodo como visitar un aséptico centro comercial. Aparte de que no están tan cerca de casa, hay que estar un poco más atento ante los amigos de lo ajeno, aprender a ignorar a toda la gente que te quiere vender algo y a buscar por ti mismo, tener un poco de picaresca con el regateo… esas pequeñas cosillas que se aprenden en terreno.

Además de los mercados, la ciudad está plagada de galerías comerciales con pequeñas tiendas en las que se puede encontrar de todo. La mayoría de estas galerías son por cierto temáticas: Hay una con infinidad de peluquerías y salones de belleza, otra sólo con videojuegos, una únicamente de tatuajes y ropa alternativa… Como si la competencia no existiese, en pocos metros cuadrados es posible encontrar muchos comercios en apariencia iguales, pero cada uno con su propia esencia.

Caracol comercial

Caracol comercial. Tema: Ropa de mujer

 

Mucho por descubrir

Mucho por descubrir

 

Sólo puedo añadir: ¡Explorad! Una ciudad en teoría poco turística como Santiago también tiene sus pequeñas maravillas escondidas.

Anuncios

Responses

  1. […] de la Vega Como ya prometí, con éste inauguro una serie de posts que hablan de los diferentes mercados que se pueden […]

  2. Me quedo con tu última frase.

    Cualquier lugar, por pequeño que sea, tiene rincones interesantes.

    Un abrazo


¡Opina! ¡Es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: